31 julio 2016

Tras el 20D Sánchez tenia la llave para gobernar y tras el 26J la tiene para que Rajoy siga en La Moncloa (o no)

Al igual que tras los comicios de diciembre pasado, ahora los analistas y augures hacen números a fin de calcular las probabilidades de que sea investido el presidenciable propuesto por el jefe de Estado, Mariano Rajoy (PP), que ha aceptado el reto aunque dejando entrever su predisposición a echarse atrás si sus contrincantes no le garantizan el nombramiento... ¿?
Es obligado recordar que tras el 20D y pese a que también era el candidato del partido más votado Rajoy rechazó el compromiso, que fue asumido por Pedro Sánchez (PSOE), que optó por sellar un pacto con Albert Rivera (él sabrá para qué) a pesar de que el escenario era propicio para pergeñar un acuerdo con los grupos de la izquierda. 
El escenario era este:
..
Pulsar para ampliar
..
En términos cuantitativos la situación tras el 26J es muy similar, si bien en esta ocasión la derecha (PP) cuenta con 14 escaños más, lo que compensa sobradamente los 8 escaños que ha perdido su aliado natural, Ciudadanos.
En la otra orilla, el centro izquierda (PSOE) ha perdido 5 escaños, de modo que pese a que la izquierda (Podemos) ha conservado los que poseía, 71, se han reducido notablemente las posibilidades de que Pedro Sánchez pueda enmendar el error que cometió en enero con su intento de formar un gobierno con Ciudadanos y Podemos, mezcolanza condenada al fracaso porque Pablo Iglesias había advertido con anterioridad que en ningún caso pactarían con la formación naranja.
Las pérdidas y los aumentos de votos y escaños registrados el 26J respecto al 20D han sido los siguientes:
..
Pulsar para ampliar
..
Pese a que Ciudadanos es manifiestamente partidario de facilitar la investidura de Rajoy, aunque sus 32 diputados voten al líder del PP este no tendrá garantizada la victoria.
Las políticas recentralizadoras y el rancio españolismo del PP han dinamitado la relación de complicidad que en épocas precedentes había logrado mantener con los grupos de centro-derecha catalán y vasco, el Partit Democràtic de Catalunya (PDC, antes CDC) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV).
Abundando en este asunto es obligado resaltar que la pugna entre nacionalistas españoles y catalanes fue alimentada con sorprendente ingenuidad (e irresponsabilidad) por los primeros y el tiro salió por la culata, pues en tiempos de Azar ya reportó beneficios electorales a los segundos y en los últimos cuatro años esa tendencia se ha consolidado:
.. 
..
Tanto el nacionalismo conservador vasco como el liberalismo catalanista [hoy formalmente independentista y mañana ni se sabe] han anunciado su intención de votar no a Rajoy, descartando --al menos teóricamente-- la posibilidad de proporcionar al PP las siete abstenciones que precisará para que su candidato acceda a la presidencia del Gobierno con el apoyo de Ciudadanos.
Para redondear las dificultades del presidenciable, Coalición Canaria (CC) también ha anunciado su no. En todo caso, la abstención o el del diputado de CC no sería decisivo.
Así las cosas y siempre que Albert Rivera y su 31 correligionarios voten , la investidura de Rajoy dependerá muy probablemente de que el PSOE le preste siete abstenciones... o siete síes, pues a la vista de como está el patio socialdemócrata es posible un "tamayazo":
.. 
La denominación Podemos también incluye los escaños de IU,
En Comú, Compromís y En Marea (pulsar para ampliar).
..
INFO RELACIONADA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.